jueves, 2 de junio de 2016

¿Qué sucede con los suelos de madera durante los meses de verano?



Como ya hemos explicado en múltiples ocasiones, la madera y sus derivados son productos higroscópicos (que absorben humedad) sujetos a modificaciones dimensionales en función de las condiciones ambientales, fundamentalmente la humedad ambiental. Es decir la madera contrae y dilata en función de la humedad que intercambia con el ambiente. Parece claro por lo tanto que las condiciones climatológicas de cada estación del año influirán de forma directa en el comportamiento de nuestros suelos de madera.


¿Qué sucede con un suelo de madera durante los meses de verano?
El comportamiento de la madera es igual al de una esponja, cuando las células de la madera contienen una mayor cantidad de agua la madera “hinchará”, mientras que durante los meses secos y calurosos del verano, “mermará” es decir va a contraerse. Las consecuencias más comunes de este comportamiento son que las juntas se separarán y, sobre todo en el caso de la madera maciza, podrán aparecer grietas en el pavimento o algunos efectos algo más complicados de solucionar como las deformaciones cóncavas (forma de teja invertida) que se pueden producir por una sequedad extrema en la superficie.


¿Cómo podemos evitar estos efectos indeseables?
La respuesta es sencilla al menos desde el punto de vista teórico. Lo que debemos hacer es procurar mantener la humedad ambiental dentro de unos límites que los fabricantes fijan, en grados de humedad relativa, y que normalmente se sitúan entre el 40% y el 65%.


Y ¿cómo conseguimos en casa el nivel de humedad necesario?
Obviamente la mejor solución es el empleo de humidificadores de forma que mantengamos el nivel óptimo de humedad tanto para la madera como para nuestra propia salud. Pero no todo el mundo tiene este tipo de aparatos en casa, por lo que resulta más práctico (especialmente en casas que se quedan largas temporadas vacías durante el verano) dejar unos recipientes de agua en las estancias de nuestras casas con el fin de que la evaporación aumente el grado de humedad de nuestra vivienda.


Debemos comentar que estas prácticas no sólo son beneficiosas para la madera sino para nuestro propio bienestar y salud. Por eso decimos que los suelos de madera son beneficiosos para nosotros, nos ayudan a mantener los niveles de humedad ambiental óptimos para la salud. La madera actúa siempre de regulador de la humedad.



FUENTE ORIGINAL distiplas.com


GALLART GRUPO
Suelos y maderas en Asturias
Carretera SI-2 Lugones-Viella, 66
33429 Viella-Siero
Asturias (España)
Teléfono +34 985 260 135

NUEVA SHOWROOM
Avenida de Galicia,3
33005 Oviedo (Asturias)
Teléfono 984 138 348

No hay comentarios:

Publicar un comentario